• 2 de marzo de 2024

NOTA DE OPINIÓN: MIRAMAR SE REFLEJA EN NOTA DEL DIARIO ESPAÑOL EL PAÍS.

«Miramar de Ansenuza: Un encuentro con la historia que deja interrogantes», por Jorge Villavicencio

En las páginas de El País de España, me topé con un intrigante artículo titulado «El pueblo argentino que emergió tras 45 años bajo el agua por la sequía», escrito por Mariana Otero y acompañado de las evocadoras fotografías de Sebastián López Brach. La lectura me llevó a sumergirme en la travesía de los habitantes de Miramar de Ansenuza al volver a encontrarse con los vestigios de la antigua villa turística, emergiendo tras largas décadas bajo las aguas.

Los testimonios de Lidia CastelLino, Matías Michelutti, Juan Bergia, Daniel Fontana, Mirta Bianciotti, Mariana Zapata, Gerardo Cuello y el biólogo Enrique Bucher, de la Universidad Nacional de Córdoba, me llevaron en un viaje a través del tiempo, permitiéndome vislumbrar sus emociones encontradas mientras se enfrentaban a este inusual resurgimiento histórico. Sus palabras lograron transmitirme la pasión que sienten por nuestra tierra y la conexión profunda que mantienen con sus raíces.

No obstante, aunque la nota captura la esencia del pasado de Miramar de Ansenuza, mi corazón se quedó con un amargo sabor de inquietud. Me cuestiono por qué los periodistas y fotógrafos no dedicaron al menos un momento a mostrar la realidad actual de este pueblo. Una fotografía, un párrafo, algo que reflejara cómo ha evolucionado Miramar en los tiempos modernos.

La historia es valiosa, y el rescate de la antigua villa turística es un acontecimiento fascinante, pero no puedo evitar sentir que el presente también merece su espacio en estas páginas. ¿Cómo se ha transformado Miramar a lo largo de los años? ¿Qué desafíos y éxitos han experimentado sus habitantes en tiempos más recientes? Estoy convencido de que la historia que están escribiendo hoy es igual de relevante y merecedora de ser contada.

No pretendo restarle importancia al enfoque del artículo; el resurgimiento histórico de Miramar es algo que debe ser compartido y celebrado. Sin embargo, al concluir la lectura, me quedé con la sensación de que faltó el cierre de un círculo. Un vistazo al presente de Miramar habría enriquecido aún más esta conmovedora historia y nos habría permitido reflexionar sobre la capacidad de este pueblo para superar desafíos.

Leer el artículo en: https://elpais.com/…/el-pueblo-argentino-que-emergio…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *