DÍA INTERNACIONAL DE LAS COOPERATIVAS

Este 4 de julio se conmemora en todo el mundo el Día Internacional de las Cooperativas. El día fue elegido por la Asamblea General de las Naciones Unidas que lo proclamó en el año 1992  para celebrar el centenario del establecimiento de la Alianza Cooperativa Internacional.

Los primeros registros existentes de una cooperativa proceden de la Escocia de 1761. Pero será en 1844 cuando un grupo de 28 artesanos que, trabajaban en las fábricas de algodón de una localidad al norte de Inglaterra, establecieron la primera empresa cooperativa moderna. Desde esos tiempos y hasta la actualidad el movimiento cooperativo ha realizado innumerables aportes al crecimiento de las sociedades humanas.

El movimiento cooperativo

Las cooperativas son reconocidas como asociaciones y empresas a través de las cuales los ciudadanos pueden mejorar sus vidas de manera efectiva mientras contribuyen al avance económico, social, cultural y político de su comunidad y país. El movimiento cooperativo también ha sido reconocido como un actor principal en los asuntos nacionales e internacionales.

El modelo de afiliación abierta de las cooperativas permite el acceso a la creación de riqueza y la eliminación de la pobreza. Esto resulta del principio cooperativo de la participación económica de los miembros: «Los miembros contribuyen equitativamente y controlan democráticamente el capital de su cooperativa». Debido a que las cooperativas están centradas en las personas, no en el capital, no perpetúan ni aceleran la concentración de capital y distribuyen la riqueza de una manera más justa.

En nuestra localidad la Cooperativa Eléctrica y de Servicios Públicos de Miramar (CESPM) ha contribuido enormemente al desarrollo de nuestra comunidad. Desde sus primeros tiempos, en proveer del servicio eléctrico, y en la actualidad, brindar servicios médicos, de sepelio, televisión por cable y el ya imprescindible sistema de conexión a Internet. En ese sentido la CESPM a logrado representar al movimiento cooperativista que es muy democrático, localmente autónomo, pero integrado a las asociaciones y empresas por la cual los ciudadanos cuentan con la autoayuda y su propia responsabilidad para alcanzar objetivos, no solo económicos sino también sociales y ambientales, como la superación de la pobreza, la obtención de empleo productivo y el fomento de la integración social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.