VUELVE LA TÉCNICA DEL ESCRACHE A PERIODISTAS

Duro editorial de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas en su sitio web.

Adepa sigue con preocupación distintos hechos sucedidos en las últimas semanas, en los que figuras políticas han vuelto a elegir a medios y periodistas como sujetos de estigmatización en el discurso público. No nos referimos a la réplica o el debate frente a informaciones u opiniones, prácticas siempre bienvenidas en una sociedad democrática, sino a señalamientos personales que pueden conducir a la intimidación o la agresión.

Asimismo, Adepa toma nota de la carta recibida de parte del periodista Luis Majul, conductor de La Nación+ y CNN en Español Radio, en la que relata una serie de ataques de sectores políticos y sindicales contra su persona y anticipa el inicio de acciones judiciales en el plano local e internacional.

Como esta entidad ha señalado de manera reiterada, la estigmatización y la persecución de periodistas por investigar al poder son incompatibles con el clima de respeto a la libertad de expresión que la democracia exige a todos los ciudadanos, y en particular a las figuras políticas. A nuestro juicio, los recientes videos que señalan a periodistas, posteados por la vicepresidenta de la Nación, no contribuyen en modo alguno a ese clima.

Por otro lado, pretender responsabilizar a un periodista por el origen de una información o identificarlo con quien puede ser una de sus fuentes es desconocer la esencia del periodismo de investigación. Además, esto afecta el derecho a resguardar el secreto profesional, amparado por la Constitución Nacional.

Por último, Adepa reitera que los llamados «escraches» contra periodistas por parte de actores políticos o institucionales constituyen una peligrosa invitación a la violencia verbal y física. Una vez más, repudiamos enfáticamente este accionar, el que suele ser facilitado y potenciado por la dinámica de las redes sociales, que muchas veces alimentan discursos de odio y persecución en lugar de favorecer un debate amplio y plural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.