PROMUEVEN ANTIGUOS MÉTODOS Y  REMEDIOS CONTRA EL CORONAVIRUS

PROMUEVEN ANTIGUOS MÉTODOS Y REMEDIOS CONTRA EL CORONAVIRUS

La pandemia del Covid-19 mantiene en vilo a los laboratorios y científicos del mundo en entero, que buscan una vacuna o medicamento para combatir este nuevo coronavirus.

Han aparecido en las últimas semanas información y sistemas aún no probados de tratamiento, de diferentes médicos e investigadores, que intentan contrarrestar el ataque de este virus que se propaga casi sin control. El primero en salir con una opción de cura o tratamiento fue un reconocido médico infectólogo francés, científico Didier Raoult quien experimentó con la utilización de dos fármacos: la hidroxicloroquina y la azitromicina. El método de Raoult consistía en administrar 600 miligramos de hidroxicloroquina diarios por seis días a pacientes con diagnóstico positivo para Covid-19 y midiendo su carga viral después de cada jornada. Algunos recibieron también azitromicina. Esta investigación, que incluyó a 20 pacientes, mostraron una reducción significativa de la carga viral, en comparación con que los 16 del grupo de control que no recibió medicamentos.

En tanto hace algunas horas científicos australianos sorprendieron al mundo al anunciar que un conocido antiparasitario «elimina al coronavirus en 48 horas». Se trataría de un medicamento antiparasitario, de uso también veterinario, denominado ivermectina y que es fácil de conseguir en todo el mundo. Los investigadores australianos manifestaron a la revista científica Antiviral Research que: «incluso una sola dosis podría eliminar todo el ARN viral a las 48 horas y que, además, a las 24 horas se produce una reducción realmente significativa»

En tanto aquí en Latinoamérica el químico peruano Juan Panay, hizo un pedido por la red social Facebook, con llamamiento al pueblo de su país, para utilizar un método sencillo y fácil de prevención, para evitar el contagio y la incubación de este peligroso virus. El químico Panay asegura que realizar gárgaras de sal 4 veces al día, protegen de que el virus pueda prosperar en la garganta. Lugar donde los principales investigadores del mundo aseguran que es donde el Covid-19 se desarrolla rápidamente, para luego atacar otros órganos del cuerpo humano.

Panay afirma en el video: “Le explicábamos que tenían que hacer gárgaras de sal permanentemente, después de lavarse la boca, ante de acostarse y al levantarse, o salir a la calle y regresar. Le decíamos esto, porque ya sabíamos el mecanismo de acción de la hidroxicloroquina, que iba al alveolo, modificaba el PH y el virus moría. Sólo con modificación del PH ya que no existe viricida. Entonces, al usted hacer gárgaras de sal, iba a cambiar el PH de su garganta y el virus no iba a reposarse para replicar.” En relación a este simple método que estaría al alcance de cualquier persona en el mundo, ha motivado la reacción negativa de una ex-ministra de salud del Perú, quién dijo sobre estas y otras prácticas que: “La primera, es indicar que el hecho de hacer gárgaras con sal, que son absolutamente externas, puede cambiar el pH, que es una condición más bien interna en nuestras células”, comentó. “La segunda confusión importante es que el virus (causante del COVID-19) no está flotando en nuestra garganta. Una vez que el virus ingresa a nuestro organismo, se pega de inmediato a las células y las vuelve locas. Les hace producir y soltar un montón de virus… pero ya hay infección en ese momento. Entonces, cualquier cosa que yo me meta en la garganta, ya sea yodo, agua caliente, sal; eso no va a matar al virus”, agregó.

Indudablemente que el método del químico peruano por su extrema simpleza, facilidad de acceso y sobre todo por no llegar desde los grandes centros científicos mundiales, puede ser considerado como un «bleff» por muchos investigadores; pero no estaría por demás realizar esta práctica sencilla, ante la inexistencia aún de medicamentos que logren destruir al enigmático Covid-19.

Nota y gráfica: Jorge Villavicencio, para Radio Cardinal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.