A la Caza de los Vacilantes

Editorial. El siguiente artículo refleja los puntos de vista de nuestra emisora.

El escenario político de Miramar de Ansenuza presenta rizos llamativamente interesantes y el panorama se percibe en cada esquina de nuestra villa, generando en políticos y partidarios la típica picazón de la incertidumbre.

Se escucha, se charla, se debate, se analiza pero el cerebro no encuentra el esperado sopor que le permita intuir o por lo menos predecir alguna tendencia. Los políticos involucrados en la puja por ocupar las oficinas de la calle Libertad, han comenzado a movilizar sus piezas, en la búsqueda de ganar simpatizantes para las elecciones de este 12 de mayo.

El peronismo alineados con el actual intendente Adrián Walker intentará retener el poder del gobierno municipal, de la mano del partido Hacemos por Córdoba; que según algunas predicciones, tendrían muchas chances de mantener la provincia de Córdoba, bajo la conducción del actual gobernador Juan Schiaretti. Los radicales, que salen de años de una especie de amodorramiento, ponderan a Daniel Vagni, un industrial que sorpresivamente irrumpió en la escena política local con el partido Córdoba Cambia.

Podríamos considerar elucubrar una especie de oxímoron político e imaginar que un peronista vote a un radical o que un radical vote a un peronista. Pero eso es casi imposible de verlo reflejado en la realidad. Y si nos basamos en este anterior concepto, se puede deducir que -tanto radicales como peronistas- irán a las urnas con su fibrón totalmente alineado y preparado para estampar su voto en la boleta única. Queda entonces saber qué factor será lo que hará inclinar la balanza a uno u otro lado. Y allí aparece tal vez ese ciudadano autodenominado independiente, que no tiene inconveniente en votar a una u otra agrupación política. Y ante este escenario surge la pregunta: ¿Cuántos indecisos hay en Miramar? ¿Representa una pequeña porción del electorado cercano al 10% o tal vez podríamos arriesgar un 30%?

Sea cual fuera la cantidad de indecisos e independientes, seguramente serán los protagonistas en estas elecciones del 12 de Mayo, dejando entrever que su poder empieza a percibirse en el universo político local, como una gema escapada de la zaga de la película “Avengers”.

Walker y Vagni han comenzado a recorrer las calles y la efervescencia de sus mensajes se hacen sentir en la radio, la televisión y las redes. Los spots publicitarios inundan los espacios de información, donde los peronistas muestran sus logros de gestión como lo fueron la Avenida Costanera, el Hotel Casino y la inserción de Miramar en el calendario turístico nacional; en tanto los radicales declaman –entre otros- sobre la necesidad de un cambio y de los temas olvidados como el Parque Termal. La atmósfera es sutilmente densa… ambos saben que cualquier desliz en la campaña puede provocar la pérdida de un valioso voto. (Y en elecciones anteriores hemos visto verdaderas hecatombes partidarias que no viene al caso recordarlas…)

Las cartas comenzaron a repartirse en esta ronda eleccionaria y los vacilantes son objetivos de una ferviente cacería intelectual y por el convencimiento.

El 12 de mayo se sabrá la conclusión de esta partida y el desenlace de estos opuestos, sea cual fuere el resultado, impactará de sobremanera en el futuro de nuestra historia.

Nota y gráfica: Jorge Villavicencio para Radio Cardinal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.