Editorial: Con 35 mm Vuelven los Sucesos de Empantanamientos

Miramar de Ansenuza detenta un marcado crecimiento en los últimos años, razón por la cual numerosas personas han decidido invertir en la localidad, ya sea en proyectos de alojamiento turístico como de casas para disfrutar de fines de semana o vacaciones. Esta tendencia motivó que el sector urbano de nuestra localidad se extendiera con la aparición de nuevos barrios y loteos. El crecimiento de las inversiones, en sectores fuera del sector central, pero dentro del ejido urbano, conlleva a encontrarse con un verdadero cuello de botella en la temporada de lluvias: La situación de los Caminos.

El crecimiento del ejido urbano deberá azuzar la inteligencia de los técnicos, que desarrollan el Plan de Ordenamiento Urbano de Miramar de Ansenuza, en relación a las caminos que conectan los nuevos loteos con el centro de la localidad.

Es bien sabido que -por las características de la tierra- los caminos rurales de Miramar quedan intransitables apenas caen algunos milímetros de lluvia, y todos los años varios turistas que se arriesgan a conducir luego de las lluvias, quedan irremediablemente empantanados sobre las cunetas.

El Municipio de Miramar de Ansenuza, encaró con buen tino, la implementación de un Plan de Ordenación Urbanística Ambiental, en donde intenta sistematizar el crecimiento de nuestra villa veraniega. En ese sentido una de las prioridades que deberían encarar, los técnicos de este plan con carácter de urgente, es la determinación de las vías con prioridad de acceso a las nuevas urbanizaciones que se desarrollan en diferentes sectores de Miramar, a fin de permitir la transitabilidad permanente a los turistas y residentes en Miramar de Ansenuza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.