Editorial: El Uso y Abuso sobre la Desaparición de Santiago Maldonado.

Por Jorge Villavicencio.

Exacerbación ideológica extrema y grave utilización política sobre la  desaparición del ciudadano Santiago Maldonado.

Ataques injuriosos a instituciones y a personas del gobierno federal, por parte de organizaciones de derechos humanos, gremios y de partidos políticos, es una constante en las redes sociales y en algunos medios de difusión de nuestro país, en relación a la desaparición del artesano y tatuador Santiago Maldonado, ocurrido el pasado 1 de agosto. Situación que muestra la ebullición en que se encuentra la sociedad argentina, enfrentada en una lucha, que demuestra la bajeza cavernosa en obtener cualquier tipo de rédito político, con la embarazosa condición de un desaparecido.

Los epítetos, ofensas e insultos que se vociferan de uno y otro lado de las diferentes veredas ideológicas, empañan el quehacer de la Justicia y de los responsables de la seguridad nacional; que aún no logran ofrecer una respuesta contundente con lo que sucedió con Santiago Maldonado. Estas posturas ideológicas, en donde sólo importa el mendrugo político para uno u otro costal, magnifíca este ambiente pestilente y que repugna al ciudadano de a pié, que necesita una respuesta inmediata sobre qué aconteció con Santiago Maldonado.

Los argentinos no necesitamos saber si Santiago Maldonado era de izquierda o de derecha. Si está emparentado con individuos que participaron en organizaciones terroristas de antaño. Lo que necesitamos saber -y con carácter de urgente- es qué sucedió con él. Tampoco participar de un endiosiamiento ideológico con la burda utilización política de su figura como un ícono de los derechos humanos.

En ese sentido y a fin de que podamos poner en conocimiento sobre esta situación de desaparición de personas en plena democracia, me permito reproducir algunos puntos -publicados por el Diario La Nación- que nos ayudaría a comprender el estado de situación en las investigaciones.

 

1. ¿Qué hacía Santiago Maldonado en el sur?

Según su familia y amigos, Santiago es mochilero. En enero viajó a Chile y estuvo recorriendo la isla de Chiloé e interiorizándose sobre la problemática de los pescadores artesanales allí. En abril se instaló en El Bolsón. Migraciones no registra una salida previa del país, con lo cual se presume que utilizó un paso migratorio clandestino.

2. ¿Tiene vínculos con Resistencia Ancestral Mapuche (RAM)?

No está acreditada esa vinculación. Pero frecuentaba a la comunidad mapuche del Pu Lof de Resistencia en Leleque, sospechada de albergar a miembros de RAM

3. ¿Quién lo vio por última vez?

En las dos causas que investigan cuál es su paradero, una testigo reservada declaró que lo vio por última vez el 1º de agosto huyendo de la Gendarmería hacia el río Chubut. Otros dos testimonios informales, carentes de validez procesal, aportados por compañeros encapuchados, aseguran que lo vieron por última vez el 1 de agosto al mediodía cuando gendarmes lo detenían a orillas del río Chubut.

4. ¿Estuvo Santiago Maldonado el día que Gendarmería reprimió el corte de ruta?

De acuerdo a los dichos de una testigo de identidad reservada, sí. Pero esa declaración quedará acreditada en la causa una vez que la Justicia culmine los peritajes sobre un video aportado por la familia donde se lo vería a Maldonado encapuchado cortando la ruta 40. Si bien el video corresponde al día anterior a la actuación de esa fuerza, la Justicia podría dar por probada su presencia allí ese día, si los peritos determinan que uno de los encapuchados es efectivamente Maldonado.

5. ¿Quiénes son los testigos que aseguran que se lo llevó Gendarmería?

Son dos mapuches cuyas identidades se desconocen.

6. ¿Se hizo un rastreo completo del Pu Lof de Resistencia en Leleque?

El 5 de agosto, se realizó una actuación judicial que resultó parcial debido al impedimento que opuso la comunidad. En el segundo allanamiento, el 16 de agosto pasado, no hubo oposiciones para rastrillar el predio ya que los miembros de la comunidad se habían retirado al ser anoticiados de la medida judicial.

7. ¿Qué sospechas pesan sobre la comunidad mapuche?

Quedó acreditado que la comunidad plantó evidencias falsas. Aportó tres prendas para la búsqueda de Maldonado, con las que difícilmente el joven podía ser hallado: dos de esas prendas no le pertenecían o habían sido usadas por otras personas. Los rastros de olor dentro del predio determinaron que quienes las habían usado habían estado en el predio al menos 24 horas antes del segundo rastrillaje. También que habían cruzado el río Chubut.

8. ¿Se encontró ADN de Santiago en las camionetas de Gendarmería?

Se están realizando cotejos genéticos y análisis de huellas dactilares para establecer si Maldonado estuvo en alguna de esas camionetas como denuncia la comunidad mapuche.

9. ¿Por qué Santiago tenía tres celulares? ¿Cuándo se activaron por última vez?

Se desconoce por qué Maldonado utilizaba dos celulares argentinos. El primero registra actividad hasta el 21 de julio, y el segundo, que utilizaba para comunicarse con su familia, hasta el 21 de julio. La familia indica que también usaba otra línea chilena por motivos profesionales. Esa línea la obtuvo durante su viaje a Chile.

10. ¿Fueron hallados los tres celulares?

No, los análisis de las llamadas se realizaron con el aporte de esos números por parte de familiares y de un amigo de Maldonado.

11. ¿La familia colabora con la investigación?

En un principio, cuando el Ministerio de Seguridad les requirió a los hermanos de Maldonado, Sergio y Germán, datos de los amigos que frecuentaba Santiago, las actividades que realizaba, el lugar donde vivía, nombres de personas que lo conocían para orientar el operativo de búsqueda, la familia escatimó esa información. Esa actitud cambió con el correr de los días. Los hermanos aportaron muestras para la obtención del ADN y más tarde lo hicieron sus padres.

11. ¿Cuáles son las carátulas de las causas y por qué una cambió a desaparición forzada?

La primera es un hábeas corpus en la que convergen tres pedidos de paradero. La segunda tuvo inicialmente la carátula NN s/ averiguación de delito, ya que se originó a raíz de una denuncia penal contra las autoridades del Poder Ejecutivo y de Gendarmería y fue recaratulada como Maldonado, Santiago s/desaparición forzada debido a que esa es la hipótesis que se investiga desde el inicio, y no porque hayan surgido nuevas pruebas que comprometan a la fuerza.

12. ¿Qué avalan hoy las sospechas sobre Gendarmería?

-La fuerza no informó de entrada la participación en el operativo de una camioneta correspondiente al Escuadrón de José de San Martín y de un Unimog. Se le cuestiona haber permanecido dentro del predio demasiado tiempo: más de cinco horas.

13. ¿Cuantos móviles ingresaron en el predio?

Al momento está acreditado que sólo ingresaron al predio ocupado por la comunidad dos camionetas y un camión Eurocargo. El Unimog aparece en una filmación estacionado fuera del predio.

14. ¿Cómo fue el episodio del puestero?

El puestero Evaristo Jones fue atacado por entre tres o cuatro miembros de RAM en la madrugada del 21 de julio. Al irrumpir en su vivienda, Jones se defendió con un cuchillo e hirió a alguien. Aunque no pudo establecerse la gravedad de esa herida a uno de sus agresores.

15. ¿Por qué dicen que Santiago pudo haber sido herido allí?

Es una de las hipótesis que maneja el Ministerio de Seguridad respaldada en la actividad de uno de los celulares de Maldonado cuya actividad cesa abruptamente en coincidencia con la fecha de ese ataque. Sin embargo, esa sospecha se cae con la actividad de su segundo celular: registra llamadas con su madre el 25 de julio, el día del cumpleaños con Maldonado, y otras realizadas el 27 de julio, la última vez que esa línea fue utilizada.

16. ¿Cuáles son las principales hipótesis que manejan los investigadores?

La principal hipótesis apunta a la presunta participación de Gendarmería. Aunque no cuenta con ningún elemento probatorio hasta la fecha. En la causa se están realizando cotejos de ADN con manchas de sangre en el hecho que protagonizó Jones para descartar que Maldonado haya sido herido en ese episodio. Otras hipótesis que se investigan apuntan a establecer si Maldonado podría estar en Chile.

17. ¿Qué respalda esta última hipótesis?

– Es una sospecha originada en los dichos de un testigo, Ariel Mariotto Garzi, que aseguró que lo llamó a su celular chileno el 2 de agosto y que la llamada fue respondida durante 22 segundos, en la que nadie habló. Su rastreo arrojó que esa llamada fue atendida fuera de la Argentina. La justicia libró un exhorto internacional a Chile para establecer el lugar donde fue recibida. No se sabe cuándo se recibirá esa respuesta.

18. ¿Por qué se politizó tanto el caso?

-Se politizó inmediatamente después de la desaparición de Maldonado, a días de celebrarse las PASO. Organizaciones sociales, organismos de derechos humanos y también la familia, intentaron imponer de entrada una única hipótesis para la búsqueda del joven: la de desaparición forzada, en el marco de una represión de las fuerzas federales a los reclamos de la comunidad mapuche.

El respaldo de la ministra Patricia Bullrich a Gendarmería y la incapacidad de su cartera para hallar al joven también contribuyeron a la politización de la causa, azuzada por sectores opositores al gobierno. La visibilización del conflicto mapuche por la reivindicación de sus tierras, el cuestionamiento a una supuesta mano dura para aplacar protestas sociales y la intención explícita de vincular al Gobierno con la desaparición del joven se orientan a obtener un rédito político en un marco eleccionario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.