Mami… Por Quién Vota el Bebé?

Nota Editorial

La exacerbación de la actividad política en nuestra débil Democracia no tiene límites y ciertos ciudadanos, recurren a todo tipo de estratagemas, para difundir sus conceptos ideológicos. Esto no estaría mal, entre nosotros los adultos, lo malo es cuando se traspasan los valores éticos y se utilizan para tales fines a los Niños.

Han aparecido en las redes sociales una serie de vídeos que muestran a progenitores incentivando a sus proles a tomar posiciones ideológicas y hasta de sutiles escarches. En uno de ellos se puede escuchar a una madre, que infiere con palabras de docente, a que una niña  exprese su opinión sobre la candidatura de Cristina (refiriéndose a la ex presidente Cristina Fernández) hasta que la pequeña pregunta: Esa ¿Chorra?. (Chorra en el lunfardo argentino es: Ladrona). En otro vídeo una candorosa niña fue aparentemente aleccionada para expresar que está mal votar a Macri. (en clara referencia al actual Presidente Mauricio Macri).
Ambos vídeos, lejos de generar un apoyo para tal o cual partido, es una radiografía patética de nuestros defectos como ciudadanos. Al viralizarse los vídeos en las redes sociales, muchos medios y periodistas de acuerdo a su color político, expusieron sin miramientos a estos niños. Algunos llegaron a expresar –en el vídeo afín a su ideología- que les producía ternura. Sin palabras…

La utilización de párvulos para exaltar una ideología no es nueva. Lo han hecho los Nazis, los Comunistas, y hoy países gobernados por dictaduras como lo son Corea del Norte o Venezuela, también utilizan a niños adoctrinados para incentivar la aceptación social de estos regímenes.

Los vídeos en donde utilizan a los niños para fines tan obscuros, como para exaltar una política rebajada, debería hacernos recapacitar que no nacimos solamente con penes inseminadores y vaginas escupidoras de bebés…

Jorge Villavicencio, Radio Cardinal, Julio 2017

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.