Parque Nacional Mburucuyá

El Parque Nacional Mburucuyá es uno de los más noveles de Argentina y se encuentra en la provincia de Corrientes. La región se caracteriza por poseer una profusa cantidad de especies animales y vegetales, donde se destacan 27 tipos de árboles autóctonos y más de 300 tipos de aves.

Historia del Parque Nacional Mburucuyá

En septiembre de 1991, el Dr. Troels Myndel Pedersen y su esposa Nina Johanne Sinding, donaron a la Administración de Parques Nacionales, las 17.680 hectáreas que actualmente constituyen el Parque Nacional Mburucuyá.

La donación fue aceptada formalmente mediante la Resolución 002/92 de la APN. Con fecha 20 de junio de 1995 se cedió la jurisdicción del área al Estado Nacional por Ley Provincial Nº 4930, la que fue ratificada por la Ley Provincial Nº 5194, el 08 de julio de 1997.

La relación de los daneses con estas tierras se inicia en el año 1928 cuando el padre del Dr. Pedersen, Nils Peter Pedersen, llega a la zona de Palmar Grande y adquiere las tierras de la Estancia Santa Teresa.

Se estableció en los campos adquiridos por su padre y comenzó a realizar estudios de la flora del lugar y de la zona. Pedersen siempre se preocupó de mantener en buen estado los ambientes naturales dentro de su propiedad, y a pesar de tratarse de un establecimiento agropecuario- los campos soportaban pocas cabezas de ganado, los cultivos eran escasos, no se modificaron los bosques nativos ni los bellos palmares, y se preocupaba de no realizar ni permitir la caza de la fauna silvestre.

Fitogeografía del Parque Nacional Mburucuyá

El Parque alberga 27 especies características de la flora argentina y es localidad tipo ya que contiene las 5 especies existentes.

La selva misionera se encuentra formando manchones o isletas, con especies como el alecrín, la palmera pindó, el timbó, el ibapoy, que conforman el estrato arbóreo de mayor porte.

En el sotobosque, hallaremos densos cañaverales de la gigantesca Caña tacuaruzú que logra alcanzar los 10 metros de altura. Además del ambay vegeta en las orillas de estas isletas, cerca de los cuerpos de agua.

Especies originarias del chaco oriental, como el aguay-morotí, el espina corona, el guayaibí, el viraró, entre muchas otras especies.

Bosques secos entremezclados con palmares y sabanas: los primeros están compuestos por los quebrachos blanco y colorado chaqueño, el ñapindá, el chañar, el algarrobo blanco, el ñandubay, el guaraniná, entre otros árboles.

Entre las herbáceas hallaremos a la ortiga brava, de anchas y urticantes hojas. Las epifitas son muy abundantes, destacándose la presencia de numerosos cactus, helechos, y claveles del aire, además de lianas y enredaderas.

El piso del bosque está frecuentemente tapizado de densos caraguatales que los hacen prácticamente intransitables para el visitante.

Gran variedad de plantas acuáticas que ocupan lagunas, riachos, esteros y embalsados. Pajonales, juncales, totorales, huajozales, camalotales, son acompañados por especies flotantes como la lenteja, el helechito y el repollito de agua.

Los vistosos palmares de Yatay, con pastizales, los bosques bajos y espinosos de ñandubay y espinillo, representan al espinal mesopotámico. Estos ambientes se ubican en las lomadas arenosas y sectores no inundables del área.

El estrato de pastizal conserva la composición natural de uno de los pastizales de mayor biodiversidad de la región.

Zoogeografía del Parque Nacional Mburucuyá

El Parque Nacional Mburucuyá es un sitio que posee una alta diversidad de fauna. Se ha detectado la presencia de:

• 29 especies de peces, que representan el 36 por ciento de las citadas para el sistema de los Esteros del Iberá. Alberga una población en la que convive el dorado, especie considerada de interés nacional por su valor comercial y deportivo.

• 21 especies de anfibios, que representan el 30 por ciento de las características para la región entre estos se destaca la ranita de Pedersen, la rana de las cardas, que fue redescubierta para la provincia de Corrientes y constituye una variedad nueva que lleva el nombre del botánico que diera origen a este Parque.
En las costas de los esteros, riachos y lagunas observaremos asoleándose, a los yacarés negro y el ñato u overo. El primero se encuentra en mayor número, ya que el Overo fue perseguido en toda la región, por poseer un cuero de mejor calidad.

• Entre los reptiles se detectaron 10 especies que representan el treinta por ciento de las características de la zona, por ejemplo la curiyú, corpulenta boa acuática que llega a alcanzar los cuatro metros de longitud, a la que todavía se encuentra en los cuerpos de agua vegetados.

• Las 291 clases de aves, representan el 70 por ciento de las clasificadas para la provincia.
Entre las que se encuentran las aves de pastizal, como la monjita dominicana, el ñandú, yetapá de collar, el tachurí coludo, el capuchino castaño, el capuchino corona gris y el capuchino pecho blanco.
Selváticas, como el tucán grande, las acuáticas como el tuyuyú o Juan grande, y otras especies más pequeñas.

• 36 variedades de mamíferos como el aguará-guazú, enorme zorro de color rojizo y patas negras, que es muy raro en toda la provincia, pero que se ha podido preservar en este lugar.
Las isletas boscosas son recorridas por el zorro de monte, el mono carayá o mono aullador, el aguará popé, la corzuela parda o guazuncho y el ciervo de los pantanos.
También es fácil hallar mamíferos acuáticos como el carpincho, el coipo y el lobito de río.

Alternativas dentro del Parque Nacional Mburucuyá

Dentro de las instalaciones del parque, existen numerosas actividades recreativas donde el visitante no sólo disfrutará del contacto con la naturaleza sino que entenderá un poco más de los procesos naturales se dan lugar frente a sus ojos.

El Sendero Peatonal Aguará Popé es una forma de descubrir palmares jóvenes, extensos montes de laurel y comunidades acuáticas asociadas a las lagunas.

A través del Sendero Yatay, se accede a un punto panorámico por excelencia, donde se avistan palmares de gran altura y toda la extensión del Estero Santa Lucía se confunde con el horizonte.

El camping cuenta con mesas, fogones, y baños con ducha, pero es importante tener en cuenta que no ofrece servicio de proveeduría, por lo que deberá realizar las compras en los centros poblados. El ingreso al área es libre y gratuito.

Información de Interés

Parque Nacional Mburucuyá
3427 Mburucuyá – Corrientes – Argentina.
TEL.: 54 037 8249802 / 498148.
mburucuya@impsat1.com.ar Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla mburucuya@infovia.com.ar Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Fuente y fotos:  Subsecreataría de Turismo de la Provincia de Corrientes


Un comentario en «Parque Nacional Mburucuyá»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.