Las Nutrias de la Familia Gilli

En Miramar y en un entorno de árboles añosos  y rodeado de plantaciones de maíz y alfalfa, se encuentra la casa de la Familia Gilli. Esta familia se especializa en la crianza del coipo, que es una especie propia de Sudamérica  -parecida al castor- y que en la región se las conoce vulgarmente como nutrias.

Los Gilli son parte de una cooperativa zonal, y cuyos asociados se dedican casi exclusivamente a la producción y comercialización del cuero y de la carne de esta vivaz especie. A principios del siglo pasado la actividad era casi central en la vida de los miramarenses, quienes comercializaban una gran cantidad de pieles para la industria peletera. Luego, y por diferentes circunstancias la producción comenzó a decaer, pero en la actualidad la cría de  nutrias está tomando un mayor auge, debido al descubrimiento de su carne,  que es ofrecida por varios restaurantes como un plato tradicional de la región.

Altasierra Documentales dialogó con Raúl Darío Gilli para conocer más de cerca esta particular actividad.

Altasierra Documentales (AD) ¿ Cómo es un día de trabajo en tu criadero de nutrias?

Raúl Gilli: (RG) Yo comienzo a la mañana cuando me levanto y comúnmente le damos  alfalfa y pasto en forma racionada. Antes de ello realizamos una limpieza general y se les renueva el agua de sus piletas ubicadas dentro de los corrales. A la mañana se las alimenta con pasto y por la tarde con cereal. Esto se realiza en los corrales de crianza y más pequeños, aquellos con mayor cantidad de población tienen comederos propios  con tolvas , con comida permanente  constituida por cereal molido o balanceado.

AD: ¿Cuánto debe pesar una nutria para poder ser comercializada?

RG: La Nutria para que este lista para su comercialización tiene que tener alrededor de 5 a 6 kilos de peso vivo, y una vez procesada para consumo, queda una res entre 3 a 4 kilogramos de carne.

AD ¿Cómo es el proceso de crianza?

RG:  Arranca en los corrales pequeños,  constituído por 1 macho y seis hembras, luego de la parición se forman familia y se los pasa a corralones intermedios, allí están aproximadamente 2 meses, donde la nutria se va adaptando con otros integrantes y luego se los pasa a un corralón mayor donde se termina el proceso con la faena de los animales.

En la alimentación de las nutrias participa toda la familia

AD ¿Cuál es el principal propósito comercial?

RG: Hoy en día tiene doble propósito, la piel por un lado y por el otro la carne.  La carne tiene muy buena aceptación siendo un importante generador de recursos y por otra parte su piel, que es muy fina, y se la exporta casi totalmente para la industria peletera.

AD: ¿Cómo comenzó esta actividad tan caracterítica de Miramar?

RG: A principio de la década de 1930, la gente que residía en Miramar, comenzó a cruzar la laguna hacia la desembocadura del Río Dulce y a cazar la nutria exclusivamente para comercializar su piel que era muy requerida en Europa. Algunos las trajeron para intentar criarlas en cautiverio. Los primeros corrales que hicieron eran de tejido y los animales se escapaban hasta que se construyeron corrales de material. En esos tiempos era bastante experimental el trabajo con las nutrias,; se trajeron ejemplares de Europa y del sur del Brasil, y luego de muchas cruzas con las locales se logró una mutación que hoy la conocemos como Cognac.

AD: ¿Existe algún otro lugar de Argentina donde crían esta especie de nutrias?

RG: Creo que Miramar es el único lugar, tengo entendido que también en Mar del Plata se las criaba. Pero no conozco sinceramente si se produce en otro lado del país.

AD: ¿ Es rentable para un familia esta actividad?

RG: Para una familia sola sí. Pero si tienes que utilizar algún empleado ya no te cierran los números.

AD: ¿Requiere mucho trabajo…?

RG: Es parecido al trabajo del tambo, aunque creo que un poco más tranquilo. Pero tenés actividad durante todo el día, requiere estar dando vueltas siempre por la comida, el agua, etc… es un trabajo que demanda mucho cuidado…

Comparta con Altasierra Documentales la vida de la familia Gilli en este vídeo en Alta Definición

Jorge Villavicencio / Daniel Fonti,  para AD Revista (c) 2010

17 comentarios en «Las Nutrias de la Familia Gilli»

  1. Me desayuné que las nutrias de Miramar, no son tal? Es una especie mutante? Huy! este verano yo y mi marido comimos día por medio nutrias de Miramar!. Estaban riquísimas. Con el precio que tiene la carne es bueno ampliar la dieta. El vídeo muy lindo pero me faltó mas detalles de las nutrias. por ejemplo conocer más la intimidad de los quinteros. Saludos Miriam de Rafaela.

  2. Miriam, para nosotros también fue una sopresa. Pero no me digas que la nutria es un plato riquísimo? A tu comentario que nos faltó detalles, te digo que debido a las características de nuestros cortos documentales (con una duración máxima de 10´) se nos hace imposible hacer una historia «redondita». Lo tendremos en cuenta para futuras producciones. Saludos Miriam. Calor por Rafaela no?

  3. Qué vídeo, como decirlo… raro?. Todo parece tan bucólico. #Es así la vida en Miramar? la gente del campo trabajando todo el día y nuestra presidenta tan… tan… ya sabés como es ella… Qué diferente se vive en el campo. Sin embargo en la ciudad todo es caótico. Estos videos me transportan… pero te digo: no voy a ir a Miramar.

  4. Hola Robert, gracias por tu visita a nuestro sitio. No entendí el cocepto general de tu comentario, pero todo vale. Saludos. Redacción AD Revista.

  5. Buenos dias, los felicito por el video y la nota!  me gustaría contactarme con este criadero o algun otro de Miramar, ustedes me podrían pasar un mail? muchas gracias atte

  6. muy bueno el video, aca en rio turbio santa cruz, comenzaron a llegar nuevas especies..y entre ellas estan las nutrias que salen en el criadero.Quisiera saber cuando es la temporada de su apariamiento, y hasta cuantas crias puede llegar a dar una nutria de esta especie. lo saludo muy atte…

  7. hola me gustaria saber si es posible compartir una semana en el criadero , y si es posible cuanto me cobrarian y que soy de colombias y me interesa saber mas sobre la crianza en cautiberio muchas gracias

  8. hola hermoso video ! ,pero soy bichera ,vivi siempre en el campo hasta hace pocos años y jamas mataria ni comeria nutrias ni otro bichito !,me dan mucha pena , pero respeto su trabajo ,suerte ,liliana de chacabuco .

  9. Gracias por los comentarios Liliana y esperamos poder contar siempre con tus comentarios y visitas a nuestra revista de vídeos. Saludos cordiales. AD REVISTA

  10. Comprendo pero teniendo una nutria como mascota por destinos desconocidos ya que quedó huerfano de madre no puedo entender como se los puede comercializar, hacer de ellos una fuente trabajo con animales tan especiales y adorables como estos…Ojalá se pudiera invertir y trabajar no matando y apreciando la vida de estos animales como la de tantos otros, ser más sensibles como especie humana que somos, a la hora de generar dinero. Y menos aún su piel que sería para cuestiones de vestimenta! y no en último caso comida aunque por lo que veo se trataría de un» plato especial»…Con respeto me dirijo hacía ustedes es mi intención hacer llegar esta gran inquietud. Muchas gracias

  11. Sí. En el mundo y a cada segundo el ser humano mata a miles de animales para comer y vestirse. Bajar la vista y ver un par de zapatos, nos trae a la memoria que ese cuero perteneció a la piel de otro ser viviente… y ni contar con la carne que se consume en los McDonald´s, millones y millones de kilos que en un tiempo formaron parte de sus órganos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.