El Guanaco en el Parque Nacional Quebrada del Condorito

El Parque Nacional Quebrada del Condorito está situado en la porción superior de las Sierras Grandes de Córdoba, y comprende un área conocida como Pampa de Achala. Esta región de características únicas a la que muchos definen como una verdadera isla biogeográfica, presenta un importante número de especies endémicas, es decir que no existen en otro lugar del mundo, y una singular confluencia de ejemplares de flora y fauna con orígenes muy diversos.

Además conforma la principal cuenca hídrica de la Provincia, donde nacen numerosos ríos que nutren embalses los cuales suministran agua a más de un millón y medio de personas.

Un poco de historia

Este ambiente posee una larga historia evolutiva de pastoreo, efectuado por animales silvestres actualmente desaparecidos y en los últimos tiempos por el ganado doméstico introducido. Entre los grandes herbívoros que habitaban en Pampa de Achala, se encontraba el guanaco (Lama guanicoe). Su extinción local y la de otros herbívoros autóctonos, junto con la remoción paulatina de la hacienda a partir de la creación del Parque Nacional, privó a este ecosistema de un elemento clave para su funcionamiento: la herbivoría a gran escala.

En el área protegida esta circunstancia ha desencadenado un proceso de homogenización del paisaje, y una acumulación excesiva de biomasa vegetal. Ambos factores amenazan la biodiversidad a distintas escalas, destacándose entre las especies comprometidas, aquellas endémicas, raras o exclusivas. Esta problemática ha sido abordada por autoridades y técnicos de parques nacionales, y entre las soluciones propuestas para su mitigación se destaca especialmente la reintroducción del guanaco.

El proyecto

El guanaco, un camélido nativo de Sudamérica, posee una notable plasticidad ecológica y adaptación a distintos ambientes. Naturalmente habita desde los 4500 metros de altura hasta el nivel del mar, lo que explica en parte su amplia distribución geográfica que abarca desde los andes de Perú hasta la isla de Tierra del Fuego en Argentina.

Actualmente en nuestro país las poblaciones más abundantes se encuentran en la Patagonia, mientras que en el resto del territorio solo quedan relictos aislados que indican el proceso de retracción que ha sufrido durante el último siglo. A escala global el guanaco está incluido en el Apéndice II del tratado internacional para la conservación de especies CITES, y a nivel local está clasificado como potencialmente vulnerable.

La reintroducción de cualquier especie implica un proceso complejo y generalmente prolongado, y requiere una serie de análisis previos sobre los aspectos biológicos, sociales, legales, económicos y técnicos involucrados. Estas temáticas fueron oportunamente consideradas a través de estudios específicos y rondas de debate con especialistas en la materia, concluyéndose que la reintroducción del guanaco en el Parque Nacional Quebrada del Condorito es factible. A partir de esta instancia comenzó a estructurarse un proyecto piloto cuyo objetivo central es repoblar con guanacos silvestres el área protegida mencionada.

Para su ejecución se dispone de fondos que otorga G.E.F., una organización de financiación independiente vinculada al Banco Mundial.

Una vez analizadas integralmente las diferentes alternativas posibles, se determinó que los guanacos a reintroducir provendrían del sur argentino, más precisamente de la Provincia de Río Negro. En este distrito existen establecimientos con valiosa experiencia en el manipuleo y aprovechamiento sustentable de la especie. Esta metodología conocida como manejo en silvestría, está respaldada por una normativa legal que permite bajo estrictos controles la captura, esquila y posterior liberación de los guanacos. Al mismo tiempo exige la implementación de prácticas tendientes a garantizar el bienestar animal durante la ejecución de todas las operaciones.

“Cuando los proyectos, que en un principio parecen utópicos, se concretan, es porque detrás de ellos está la gente y el esfuerzo compartido”.

Los camélidos arribaron al Parque Nacional Quebrada del Condorito después de un día completo de viaje, y fueron alojados en instalaciones especialmente preparadas donde se los alimentó e hidrató. Esto posibilitó que los animales se recuperasen del viaje y permanecieran un lapso de tiempo bajo observación directa del equipo de trabajo.

En Argentina no se registran antecedentes en restablecimientos de guanacos u otros grandes herbívoros dentro o fuera de un área protegida. Por lo tanto la información que genere esta experiencia de características inéditas, servirá como base para el desarrollo y planeamiento de futuras etapas o nuevos proyectos.

Autor: Ernesto G. Tavarone
Ingeniero Agrónomo – Magíster en Manejo de Vida Silvestre
Coordinador del Proyecto Piloto de Reintroducción del Guanaco en el Parque Nacional Quebrada del Condorito
Departamento de Conservación de Recursos Naturales, Delegación Regional Centro, APN.
etavarone@apn.gov.ar

Fotografías: Biol.Julio C.Monguillot
Coordinador Departamento de Conservación de Recursos Naturales, Delegación Regional Centro, APN.
jmonguillot@apn.gov.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.