Salta, Linda por Naturaleza

Salta se caracteriza por su gran heterogeneidad geográfica y climática, ya que se expande desde el frío desértico de la cadena montañosa de los Andes y la Puna hasta el calor subtropical de la selva, entre fértiles y frescos valles, montañas y ríos.

La tradicional hospitalidad y cordialidad provinciana se matiza con su rico patrimonio cultural. Salta es heredera de una enorme y variada riqueza: los restos de la antigua cultura Diaguita Calchaquí, los vestigios del imperio Inca, el aporte más reciente del pasado colonial hispánico y su activa participación en las luchas por la Independencia Nacional. Estos rasgos aún perduran en la fisonomía arquitectónica de muchos de los pueblos y en la misma Ciudad de Salta.

La Provincia de Salta se encuentra al Noroeste de la República Argentina, limitando con tres países: Chile, Bolivia y Paraguay; y con seis provincias argentinas: Jujuy, Formosa, Chaco, Santiago del Estero, Tucumán y Catamarca.

Desde tiempos inmemorables se hace honor a las bellezas naturales con las que ha sido dotado este territorio: el nombre de Salta proviene del aymará «Sagta» y significa «La muy hermosa», siendo aún hoy conocida como “Salta, La linda”. Lo invitamos a descubrirla.

Salta, parte del mundo andino

El territorio que actualmente ocupa la Provincia de Salta estuvo ocupado por pueblos de muy diversos orígenes desde tiempos muy antiguos. Hacia el 1000 A.C. ya se habían asentado pueblos agroalfareros y pastores. Un muy importante grupo procedían de los Andes, con conocimientos de agricultura intensiva y pastoreo y se asentaron en los valles altos y en la Puna y serian luego identificados como la Cultura Diaguita Calchaquí, cuya lengua era el cacán.

En el Siglo XV la región es dominada por los Incas, y el territorio pasa a formar parte del Collasuyo, una de las cuatro regiones en las que estaba dividido el vasto imperio inca conocido como Tahuantisuyo. La influencia inca se hizo notar en varios aspectos y hasta se impuso en el idioma: el quechua. Hacia el Siglo XVI la región pasa a ser conquistada por los españoles, comenzando entonces el proceso de colonización, intercambio y mestizaje cultural.

Salta continuó manteniendo una muy fuerte relación económica, social y cultural con las ciudades de Potosí, Sucre, La Paz y Lima, compartiendo con ellas muchos rasgos en cuanto a arquitectura, arte, modos de vida y costumbres, que aun hoy se pueden apreciar en distintas fiestas, tradiciones, comidas, música, muesos e iglesias.

CIRCUITOS TURÍSTICOS

CIUDAD DE SALTA Y ALREDEDORES

La ciudad de Salta fue fundada en 1582 y aún posee una marcada fisonomía hispánica que la destaca del resto de las ciudades de Argentina. Su perfil urbano está delineado por casas de estilo colonial, calles y veredas angostas y el marco verde amarronado de los cerros circundantes, pertenecientes a la Precordillera de los Andes.

Un paseo por la ciudad: En el recorrido de la ciudad no se puede dejar de visitar los alrededores de la Plaza 9 de Julio con su Catedral Basílica y el Cabildo. Muy cerca se hallan la iglesia San Francisco y el Convento San Bernardo, con su portal tallado a mano por los indios en 1762. También destacan el Museo Uriburu, la Casa de Hernández, la de Arias Rengel y los Monumentos a Güemes y 20 de Febrero. Los visitantes pueden caminar, tomar algo y respirar el aire fresco en el Casco Histórico en el Paseo Peatonal que rodea la Plaza 9 de Julio, cuyo adoquinado celebra lo que fue el corazón de esta ciudad colonial.

La ciudad cuenta con un balcón natural. Desde el cerro San Bernardo podrá disfrutar de una espectacular vista tomando el teleférico. El Mercado Artesanal, una antigua casona rural, ahora un paseo de compras de productos artesanales hechos por manos salteñas.

Salta es una anfitriona siempre está dispuesta a brindarse hospitalaria ofreciendo la belleza de su arquitectura colonial visible en casas bajas, museos e iglesias, en sus noches animadas que encantan a flor de piel, tentando a saborear ricas empanadas, tamales y locro al compás del folclore y el canto que ofrecen sus famosas peñas, y sus numerosos pubs, cafés, casinos y discotecas que invitan a vivir la esencia de las noches salteñas.

Alrededores: A esto se suma, a solo minutos del centro capitalino, increíbles tesoros naturales como la Villa San Lorenzo, ideal para cabalgatas, trekking, deportes alternativos y un esperado reencuentro con la naturaleza. Para vivirla a pleno.
Noche y folklore: La vida nocturna es animada, variada y por sobre todo muy segura. Salteños y turistas se reúnen en las peñas, pubs, cafés, casinos y discotecas de la ciudad para disfrutar de las noches estrelladas. Salta es cuna del folklore argentino. Artistas de renombre internacional nacieron en estas tierras y le cantan con orgullo. Las guitarras y los bombos entonan notas de zambas y chacareras al ritmo del baile y zapateo.

Gastronomía: La oferta gastronómica salteña es tan amplia como multicolor. Mas allá de las tradicionales empanadas, locros y humitas, podrá degustar de renovados platos de alta cocina realizados en base a productos locales (como maíz, carne de llama, quinoa, truchas, pejerrey,). Se pueden acompañar con vinos del Valle Calchaquí, que satisfacen al más exigente paladar.

Museo de Arqueología de Alta Montaña: Se inauguró en Salta el Museo de Alta Montaña, que ofrece la posibilidad de apreciar, comprender y valorar una de las manifestaciones más sorprendentes de la Cultura Inca: los Santuarios de Altura. Uno de los hallazgo mas importantes de los últimos tiempos. En el volcán Llullaillaco (6.739 m.s.n.m.) se descubrió un Santuario Inca que albergaba los cuerpos congelados, en perfecto estado de conservación, de tres niños ofrendados en sacrificio ritual a las deidades de su cultura. Los ajuares, la historia y rituales, expuestos en un museo dinámico e interactivo dotado de la más alta tecnología.

CIRCUITO SUR

Saliendo de la Capital con rumbo sureste se inicia un circuito de rico contenido histórico, ya que pueden visitarse lugares como Finca La Cruz, Quebrada de la Horqueta, Fuerte de Cobos y Posta de Yatasto, escenarios de la gesta güemesiana por la Independencia, tierra de gauchos, tradiciones y costumbres. A estos valores se suman los que la tierra ofrece desde sus entrañas: las aguas termales en Rosario de la Frontera.

Turismo Salud: de las vertientes de Rosario de la Frontera afloran un total de 9 tipos de aguas termales. Un spa manejado por especialistas propone tratamientos anti-estrés y belleza en un marco natural y tranquilo. Se pueden realizar además de los baños
termales, inmersiones en baños radioactivos.

Turismo Rural: Enormes estancias reciben a turistas deseosos de disfrutar de la vida rural. Complementan esta oferta, cabalgatas, paseos, y visitas a los tambos de producción de lácteos.
Turismo Histórico: Este circuito ofrece visitas a lugares de alto valor histórico, referidos a la Guerra de la Independencia, tales como el Fuerte de Cobos, Finca La Cruz y la Posta de Yatasto. Una excelente propuesta para el turismo educativo y familiar.

Pesca Deportiva: se realiza en diques como El Tunal y ríos de la zona como el Juramente, Dorado y El Valle.
Parque Nacional “El Rey”: se trata de una clara expresión de la diversidad que representa la eco-región de las yungas. Refugio de miles de especies, algunas en peligro de extinción, el Parque es un lugar que se disfruta con todos los sentidos. Presenta innumerables senderos de interpretación para apreciar su exuberante flora y su fauna autóctona.

CIRCUITO NORTE

El norte de Salta está cubierto por una selva subtropical conocida como Las Yungas, donde se encuentra en Parque Nacional Baritú, que guarda uno de los biomas más vírgenes del país. También posee algunos mágicos pueblos, como Iruya y Santa Victoria, del otro lado de la montañas, a los que se accede a través de la Quebrada de Humahuaca.

Iruya: un pequeño pueblo colgado de una meseta que avanza sobre una quebrada, enclavado en plena cordillera oriental, a 317 Km. de la ciudad de Salta y a 2.730 m.s.n.m. En el camino se encuentran imponentes quebradas y altas mesetas, en donde el atractivo principal lo constituyen las casas de adobe y los campos de cultivos, pasando a los 4.000 mts. por el Abra del Cóndor para luego descender a este pueblo de mágica belleza. Sus callecitas son estrechas, muy empinadas y cuidadosamente empedradas para evitar la erosión del suelo. Su arquitectura tiene una marcada raigambre precolombina, de gran valor cultural e histórico. Rodeado por un paisaje imponente y anclado en el pasado, Iruya conserva las raíces de una cultura milenaria que aún hoy se respira en las celebraciones pagano-religiosas.

Turismo Ecológico: La Reserva de la Biosfera de Yungas (UNESCO) invita a tener contacto directo con la naturaleza y realizar actividades ecoturísticas como trekking, safaris fotográficos y avistaje de aves.

Pesca Deportiva: Las Sierras Subandinas de esta zona están surcadas por destacadísimos ríos de la cuenca atlántica como por ejemplo el río Alto Bermejo, Grande de Tarija, Pescado y Lipeo.
Turismo Activo: Las características de esta zona son propicias para la práctica de trekking, rafting, mountain bike, campamentismo, cuatro por cuatro, carreras de aventuras, caza y pesca entre tantas otras. Lugares de especial belleza son San Andrés e Islas de Cañas.
Nazareno y Santa Victoria: Son dos localidades en cuya arquitectura y ritmo de vida responden a antiguos códigos de convivencia, autenticidad y tranquilidad. Los visitantes sentirán la paz y el silencio de los cerros.

Parque Nacional Baritú: Pasando la localidad de Los Toldos, se accede al Parque Nacional Baritú. Con una superficie de 72.439 hectáreas, preserva un sector prácticamente virgen de la selva de montaña, que ha conservado su integridad de flora y fauna. Para llegar al Parque se debe consultar el estado de ruta, el que se torna dificultoso en verano.

VALLES CALCHAQUÍES

Recorrer los Valles es gozar de una de las más bellas e inolvidables experiencias. Por su historia colonial, la peculiar arquitectura de adobe y madera de sus pueblos, sus antiguas iglesias, su apacible ritmo de vida y el imponente marco del paisaje que sorprende en cada vuelta. Formas, colores, cultura y emoción son los elementos más fuertes de esta región. Se trata de un circuito circular, con la posibilidad de iniciarse por la RN 68 (con destino a Cafayate) o la RP 33 (con destino a Cachi).

Sorprenden a quienes transitan estas rutas las formaciones de la Quebrada de las Conchas, Quebrada de las Flechas y Valle Encantado, como así también las originales formas que el viento ha tallado en las montañas.
Manos laboriosas de los Valles hacen de la lana de ovejas, llamas y vicuñas, las mas finas prendas como Ponchos, Mantas, Fajas y Peleros. Con técnicas artesanales se destacan también trabajos en cerámica, cuero y canastos de simbol.Arqueología: En estos Valles podrá descubrir restos arqueológicos de las distintas comunidades aborígenes que conformaban la gran Nación Diaguita. Estos grupos dedicados a la agricultura desarrollaron importantes técnicas metalúrgicas y artísticas. Sus restos están en todo el Valle como lo yacimientos de La Paya, Las Pailas Los Graneros, Peñas Blancas y Tolombón. En Cachi, el Parque Temático “Todo lo Nuestro” brinda la posibilidad de conocer el estilo de vida, costumbres, alimentación de los primeros pobladores de estas zonas.

Vitivinicultura: La producción mas importante de los Valles es sin lugar a dudas la vitivinicultura. Visitar sus viñedos y bodegas son unas de las excursiones mas entretenidas. Podrá degustar y comprar los mejores vinos de cepas como la Torrontés.

Parque Nacional Los Cardones: En sus 64.117 ha. resguarda un sector representativo de los principales Biomas Andinos del Noroeste Argentino y el sector septentrional del Monte Occidental, región natural exclusiva de la Argentina. Uno de los principales objetivos es la preservación del máximo exponente de esta región: “El Cardón” (trichocereus pasacana).

CIRCUITO ANDINO

Este Altiplano ubicado a más de 4000 m.s.n.m. ofrece picos montañosos con nieves eternas, callados volcanes, extensos mares de sal, minas abandonadas y en explotación, lagunas repletas de flamencos rosados, vicuñas mimetizadas en el paisaje. Todo se conjuga para crear un ambiente de ensueños. Pequeñas localidades como San Antonio de los Cobres, Tolar Grande y Santa Rosa de los Pastos Grandes, conservan algunas costumbres de las culturas originarias.

Las Salinas Grandes: es uno de los atractivos más importantes de este circuito, ubicadas al Norte de San Antonio de los Cobres, se presentan como un impactante horizonte blanco que el sol se ocupa de teñir de diferentes colores y donde todavía se pueden observar antiguas técnicas de extracción de sal. Para los que gustan de excursiones más exóticas y solitarias, el destino ideal es la pequeña localidad de Tolar Grande que ofrece la posibilidad de adentrarse en el mágico paisaje puneño.

Turismo Arqueológico: Camino a San Antonio de los Cobres, en la Quebrada del Toro se encuentra el yacimiento arqueológico Santa Rosa de Tastíl. Importante asentamiento prehispánico, se trataba de una extensa ciudad ubicada a 3.000 msnm. Los objetos y restos encontrados pueden apreciarse en el Museo de Sitio, ubicado en el pueblo homónimo, 2 Km. antes del yacimiento.

Safari fotográfico: Inmensos salares, volcanes y nevados, estepas arbustivas de tola, yareta y muña-uña, cielo límpido, sol penetrante, llamas y vicuñas, son sol algunos de los elementos del paisaje que se exponen cual escenografía montada para el mejor fotógrafo.

Artesanías: Los artesano de esta zona, se caracterizan por sus tejidos de lana de llama con diseños andinos y a dos agujas confeccionando gorros, medias, bufandas, chalecos y sweaters.

DIQUE CABRA CORRAL

Situado a 68 km. de la Ciudad de Salta, es un espejo de agua rodeado de cerros que cubre 2.500 km2 y uno de los lugares ideales para el desarrollo del Turismo Alternativo. Las aguas y el entorno del embalse abren a un sinnúmero de posibilidades para disfrutar de los deportes extremos cargados de adrenalina. Allí se practica la navegación a vela, el esquí acuático, paseos en kayak, banano, motos de agua o en catamarán. También puede disfrutarse del bungy jumping, puenting, tirolesa, toboganes de agua, etc.

Los rápidos del Río Juramento son el mejor escenario para el rafting, que se practica durante todo el año con equipo completo, conjugando la diversión con la observación de huellas de dinosaurios y algas fósiles. En la zona también es interesante explorar las cuevas con pinturas rupestres, cabalgar, practicar trekking en los cerros circundantes y visitar un circuito de agroturismo donde se puede vivir auténticamente la vida del hombre de campo en estancias con todas las comodidades. Para todas las edades.

Por Mónica Palmero para Altasierra Documentales (2007)

Información Turística

– Información turística: Secretaría de Turismo de Salta: Buenos Aires 93, Salta, Tel. +54-387-431.0950. Website: www.turismosalta.gov.ar , E-mail: info@turismosalta.gov.ar Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla / En Buenos Aires: Casa de Salta – Av. Roque Sáenz Peña 933, tel. +54-11-4326.1314 / Información de prensa: mpalmero@salta.gov.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.